Feline

Después de un intenso viaje, volví a casa para descansar y reponer fuerzas. Marie esperaba en la cama mientras me disponía a salir de la ducha. Fue entonces cuando afloraron mis instintos más felinos. La pasión y la fuerza dieron rienda suelta a nuestros deseos.

Impaciente espero conocer mi próximo destino.

VOLVER